¿Qué hace que tus ojos brillen?

image1

Hace varios años que me dedico a orientar a las personas a elegir sus carreras profesionales y también a ayudarles a conectarse con eso que los hace únicos, a sacar lo mejor de ellos para poder “brillar”, y este proceso me gusta tanto, me encanta ver y ser testigo de esa conexión, o mejor dicho, esa re conexión de las personas con su esencia, con su don, con su talento personal. Y digo re conexión, porque desde que nacemos eso está ahí, y cuando somos niños estamos más conectados con ese lado, pero a medida que crecemos nos vamos desconectando por el ritmo de la vida, porque nos enfocamos cada vez más afuera y menos adentro. Siento que mi rol como terapeuta es el de hacer de “espejo” para que la otra persona se mire, se descubra, yo solamente soy un instrumento a través del cual la persona puede mirarse y ver su propio reflejo.  

Cuando me conecto con adolescentes que están terminando el colegio, y están pensando en qué hacer el resto de sus vidas, la mayoría de las veces los veo perdidos, o preocupados, buscando “afuera”, como le enseñaron en el colegio, que todas las respuestas siempre están “afuera”, y cuando les invito a mirar “adentro” de ellos mismos, siento que es para ellos un ejercicio totalmente raro, nuevo, siento que no están acostumbrados a hacerlo.

También siento que no saben “decidir”, tuvieron siempre toda la vida planeada, desde jardín hasta último año de colegio, todo estaba perfectamente planificado, sin posibilidad alguna de hacer algún cambio o decidir, ellos simplemente debían cumplir con un horario y una rutina de estudio, sin pensar, sin decidir, solamente siguiendo y cumpliendo ordenes, reglas, etc. y cuando llegan a último año, les pedimos que decidan lo que van a hacer el resto de sus vidas, una de las decisiones más importantes, sin entrenamiento, sin aprender a mirarse a ellos mismos y detectar sus talentos, sus virtudes, sus potencialidades, eso que los hace únicos. Durante 14 años vivieron como robots, respondiendo a lo que el ambiente les pedía. 

Después de varias sesiones, y de generar preguntas que les conecten a eso que les gusta, que les atrae, que les apasiona, eso que les sale bien, en el día a día, y desde que son niños, hay un “momento mágico” para mí, que es cuando se les iluminan los ojos hablando de algo. Ese es el momento en que me doy cuenta que conectaron con su luz, con su poder, que dieron con eso que los hace únicos y que es su pasión. Siempre llega ese momento, y no existe ningún test, ningún cuestionario, ninguna prueba, ni nada que pueda conseguir despertarlo, o conectarlo. Todavía no sé cuál es la receta o el camino para conectar con aquello, pero me llena el alma cada vez que soy testigo de esa iluminación en la mirada.

Estoy segura que todos tenemos la capacidad de detectar aquello que hace que nos brillen los ojos. Si nos damos cuenta que las respuestas que buscamos tan desesperadamente sobre la vida, están adentro nuestro, ese día, va a ser el mejor día de la vida, el día que te das cuenta que solo vos sos responsable de lo que elegís todo el tiempo para tu vida. Somos responsables de cómo nos sentimos, de qué tipo de personas somos, de cómo nos comportamos, de cómo pensamos y de qué estamos reflejando hacia afuera. Nada ni nadie es responsable de nuestra felicidad, solo nosotros. Tenemos la libertad absoluta de decidir cómo nos queremos sentir y cómo reaccionar ante la vida.

Cuando descubrimos que nosotros somos quienes tenemos el “poder” sobre nuestra vida, y no permitimos que otros lo tengan,  en esa misma medida tengo el control de mi felicidad, de mi vida, de mi realidad. A veces le cedemos ese poder a las personas a nuestro alrededor o a las circunstancias. Mientras sigamos cediendo el poder a otros, seguiremos siendo “víctimas” de las circunstancias, y cuando decidamos tomar el control, nos convertimos en “protagonistas” .

Tenemos la responsabilidad y el compromiso de ser felices, de soñar en grande, de conectar con ese o esos sueños, y de protegerlos, guardarlos, y compartir solo con aquellas personas que nos van a inspirar a alcanzarlos.

Hoy es el momento ideal para cambiar, para conectar conscientemente con eso que hace que tus ojos se iluminen. Te invito a re conectar con tu pasión, con tu don, con tu luz, todos tenemos algo adentro que al conectarlo, se ilumina hacia afuera.

¿Ya descubriste qué hace que tus ojos brillen?

RE DESCUBRIR  TU PASIÓN, TE CONECTA A LA VIDA