¿Llevas una vida con pasión y propósito?

451461f6d965fe89d62f9712cfad9a95

Este es mi sueño, lo confieso. Sueño con que todas las personas que habitan la tierra consigan llevar una vida apasionada y con propósito. Este sueño empieza conmigo misma, hace un tiempo que me embarqué en este viaje, que a veces parece difícil, sobre todo al comienzo me parecía, y cada día que pasa me resulta más fácil, y creo que el secreto está en dejarme fluir y confiar. Confiar en mi voz interior, en mi intuición, en mi GPS interno, que es el que me guía por el camino, por “mi” camino, y confieso que no siempre estoy conectada a ese GPS, pero a medida que pasa la vida, me siento cada día más conectada, y eso me hace sentir en paz conmigo misma. Cuando siento inquietud, o no me siento en paz, vuelvo a revisar el GPS y las cosas se vuelven a acomodar, el GPS vuelve a “recalcular” .

Sueño con que cada persona, viva en libertad. En libertad de ser uno mismo, de vivir como cada uno quiere, de hacer lo que sueña, en libertad de poder diseñar y crear la felicidad y la existencia personal como cada uno la sienta.

Cuando vivimos una vida libre, una vida acorde a lo que sentimos, a lo que pensamos, a lo que creemos, acorde a nuestros valores personales, de seguro, estaremos viviendo una vida mucho más feliz, porque todo se alinea, y todo es coherente.

¿Qué pasa en nuestro crecimiento, que nos olvidamos de lo que sentimos, de lo que soñamos? 

Todos tenemos tesoros escondidos en nuestro interior, esperando desesperadamente ser liberados, muchas veces son tapados por el miedo, es posible que nos hayamos olvidado o que aún no lo hayamos descubierto, no importa, pero creo profundamente que, cada persona posee habilidades, talentos, sueños ocultos, algo maravilloso de seguro se encuentra en el interior de cada persona. Es cuestión de confiar y de tener el valor de sacarlo a la luz. Ese tesoro que tienes ahí, nadie más lo puede sacar, cada persona es responsable y la única que puede sacarlo.

Cuando iniciamos esta búsqueda, lo primero que necesitamos es: dejar ir todo aquello que está entorpeciendo nuestro proceso, y no es coherente con lo que sentimos y queremos para nuestra vida. Luego, necesitamos confiar en los recursos, las situaciones o las personas que van apareciendo en nuestro camino, cuando estamos conectados a nuestro GPS interno. El camino está lleno de señales, de infinitas oportunidades, es mentira que el tren pasa solo una vez en la vida, los trenes pasan todo el tiempo, yo soy el responsable de elegir cuál tren tomar, y cuál dejar ir. También es interesante saber que somos capaces de construir nuestros propios trenes, es decir, si la oportunidad (el tren) no aparece, pues construyamos o generemos nuestra propia oportunidad, tenemos esa capacidad por el solo hecho de ser seres humanos.

El encontrar nuestro propósito no debería significar un estrés en nuestra vida, si pudiéramos estar conscientes a el aquí y ahora, respirar, conectar con nuestro interior, estar “presentes”, estoy segura que la respuesta aparecerá. Si estoy en contacto conmigo mismo, me escucho con sinceridad, y soy coherente con lo que deseo y lo que hago, con seguridad voy  por el camino correcto. No existe un solo camino, cada persona tiene su propio camino, de aprendizajes, de caídas, tropiezos, éxitos, fracasos, alegrías, tristezas, pero el camino personal es único.

Leyendo el libro: “Libera tu Magia” de Elizabeth Gilbert, me encontré con estas hermosas palabras:

“Aunque los caminos y consecuencias de llevar una vida creativa variarán muchísimo de una persona a otra, una cosa sí te garantizo: una vida creativa es una vida amplificada. Es una vida más grande, más feliz, más extensa y, te lo aseguro, mucho más interesante. Vivir de este modo -obstinándose siempre en desenterrar los tesoros que tenemos en nuestro interior- es un arte en sí mismo. Porque una vida creativa es donde reside la Magia con mayúsculas. 

Vivir de forma creativa es cosa de valientes. Todos lo sabemos. Y sabemos que cuando el valor desaparece, la creatividad también. 

Sabemos que el miedo es un cementerio desolado donde nuestros sueños se agotan bajo un sol abrasador. Eso es vox populi; el problema es que en ocasiones no sabemos qué hacer al respecto. Ser valiente significa hacer algo que da miedo. El miedo es algo por completo natural y humano. Nada de que avergonzarse. Sin embargo, hay que enfrentarse a ello, y pronto”

Vivir una vida creativa, una vida plena, una vida feliz es una decisión, es nuestra decisión.

Algunas maneras de conseguir la conexión conmigo mismo:

  • La meditación
  • El ejercicio
  • El arte
  • yoga
  • musica/canto/baile
  • La respiración
  • El silencio
  • Contacto con la naturaleza
  • Escritura
  • Oración
  • Rituales
  • La lectura

Recuerda:  

Cada uno está a cargo de su propia vida. Así que tu felicidad, tu vida con propósito, destapar tus sueños, liberar tu magia, descubrir tu tesoro, brillar, tooooodo eso depende exclusivamente de vos, de nadie más, ni de tu jefe, ni de tu esposo o esposa, ni de tus padres, ni de tus hijos, ni de NADIE más!

Ya sos perfecto/a así como estas, estas completo/a, no necesitas cambiar nada. Solo necesitas escucharte, descubrirte, mirarte, vivir el presente.

Somos un canal de luz, y todo lo que hacemos es un reflejo de lo que hay adentro nuestro, de nuestra esencia, de nuestro ser.

Cada minuto de nuestra vida es un regalo, es una oportunidad para crear, diseñar y llevar a cabo la vida que soñamos.

Vivir conscientes es una decisión.

Vos estás a cargo de tu vida.

Vos elegís crear tu propio mundo.

De vos depende mantener tu sueño en alto.

Sé auténtico

be youu

“Puedes recordar quién eras, antes de que el mundo te dijera quién deberías ser?

Por más increíble que parezca, una de las preguntas más difíciles o complejas de responder es:

¿Quién soy yo?

Lo primero que me viene a la cabeza es mi nombre, soy Pati,  soy madre, soy esposa, soy psicóloga, soy hija, hermana, amiga, etc, etc, etc. Todo esto no es más que la descripción de mi nombre,  mi profesión, mi rol, mi trabajo, etc. Pero ¿quién soy yo realmente si me quito todas esas etiquetas? ¿cuál es mi esencia? ¿qué es algo que forma parte de mi ser?

La esencia es algo que no se puede cambiar, la silla es silla por más de que queramos transformarla en mesa,  a veces me puede servir como una mesa, porque apoyo ahí mis libros, pero sigue siendo silla. Y a lo mejor puede llegar a ser una excelente mesa, pero no por eso va a dejar de ser silla, incluso puede olvidarse de que es una silla, ya que hace mucho tiempo es usada como mesa, pero en su esencia, sigue siendo una silla. Entonces la pregunta es: ¿qué es lo que me hace único? ¿qué es algo que por más de que intente cambiarlo va  a seguir estando ahí?

Personalmente me costó y me sigue costando responder a estas preguntas, y creo que como todo, la respuesta está adentro nuestro, por ejemplo, soy mujer, por lo tanto soy creadora, tengo la capacidad de generar vida, de albergar en mi vientre otro ser humano durante nueve meses, de servirle de casa y de alimento, soy “creadora” por naturaleza, eso es algo que tiene que ver con mi esencia, por más de que decida no ser madre, eso sigue formando parte de mi esencia como ser humano femenino. En esencia, todos somos perfectos, somos buenos, generosos, tenemos habilidades, intereses, gustos, y nuestra esencia se mantiene intacta siempre, aunque la olvidemos, sigue ahí, aunque a veces nos pasamos más tiempo escuchando las voces o los ruidos que hay afuera, esa voz interior sigue hablándonos, esa voz es parte de nuestra de esencia, de quienes somos. Aunque nos quieran convertir o transformar en otra cosa, la esencia no nos pueden quitar.

La veracidad significa la autenticidad: ser veraz, no falso, no ponerse máscaras. Muestra tu auténtico rostro, sea cual sea el coste.

No intentes reformar ni enseñar a los demás, no intentes cambiarlos. Basta con que cambies tú” 

Osho

La autenticidad significa mantenerse veraz con tu ser. ¿Cómo hacerlo?. Osho nos da algunos consejos:

1- No escuches a los demás, lo que te dicen que debes ser. Escucha tu voz interior, lo que te gustaría ser; si no, desperdicias tu vida. Tu madre quiere que seas ingeniero, tu padre que seas médico, y tú quieres ser poeta. Por supuesto, tu madre tiene razón, porque ser ingeniero es más ventajoso económicamente. Tu padre también tiene razón: los médicos se cotizan bien en el mercado. ¿poeta? ¿estás loco?. No se los necesita, el mundo puede seguir existiendo sin la poesía. Pero el mundo necesita ingenieros y médicos.  Si quieres ser poeta, sé poeta. Quizás seas un mendigo: bien. Quizá no te hagas rico, pero no te preocupes, porque podrías ser un ingeniero importante y ganar mucho dinero pero nunca sentirías satisfacción. Siempre sentirás anhelos; tu ser interior anhelará ser poeta.

Recuerda: sé fiel a tu voz interior. Puede ponerte en peligro, pues acepta el peligro, pero mantente fiel a tu voz interior. Lo primero es tu ser, no permitas que nadie te manipule ni te controle.

La guía existe en tu interior, llevas en ti el proyecto.

Ser auténtico significa ser fiel a uno mismo. La razón por la que todo el mundo parece tan frustrado es porque nadie escucha a su propia voz.

Escucha siempre a tu voz interior, y nada más.

2- Jamás te pongas una máscara. Si te enojas, enójate. Es arriesgado, pero no sonrías, porque eso sería falso. Pero nos han enseñado que cuando nos enojamos debemos sonreír . Entonces tu sonrisa es falsa, una máscara, un simple ejercicio con los labios, nada más. Entonces también ocurre lo contrario: que cuando quieres sonreír no puedes. Tu mecanismo se ha vuelto al revés, porque cuando querías enojarte, no lo hacías, cuando querías odiar, no odiabas. Ahora quieres amar, y descubres que tu mecanismo no funciona. Quieres sonreír y tienes que forzarte. Tu corazón está lleno de sonrisas, quiere reírse a carcajadas pero no puede. Algo se sofoca en el corazón, en la garganta.

No te pongas máscaras porque crea disfunciones en tu organismo.

Cuando quieres enojarte, enójate; cuando quieres llorar, llora; cuando quieres reír, ríe, entonces tu organismo empezará a funcionar correctamente y emitirá como un zumbido como zumba un auto que funciona bien, el conductor que aprecia su auto, sabe que todo funciona bien, que hay una unidad orgánica: el mecanismo funciona bien.

Existen múltiples bloqueos en el cuerpo, a una persona que lleva tiempo suprimiendo el cólera, se le bloquea la mandíbula. La cólera asciende por la mandíbula y allí se queda. La cólera tiene dos vías de escape: una en los dientes, y la otra en los dedos.

Cuando suprimimos algo, hay una parte del cuerpo que reacciona ante la emoción.

Si no quieres llorar, los ojos perderán brillo, porque las lágrimas son necesarias: son un fenómeno vivo. Si un niño llora, todos le dicen: los hombres no lloran, pero ¡qué tontería! Dios nos ha dado a hombres y mujeres las mismas glándulas lacrimales, los ojos tienen necesidad de llorar, y es estupendo que puedas llorar de todo corazón.

3- Mantente siempre en el presente. Porque toda falsedad procede del pasado o del futuro. Lo pasado ya pasó, no te preocupes más por eso, y no lo lleves como una carga. Y el futuro, simplemente no ha llegado, no te preocupes sin necesidad en el futuro porque de lo contrario entrará al presente y lo destruirá. Mantente fiel al presente y serás auténtico.

La verdad no es algo lógico. Si estás triste, estás triste. Esa es la verdad en un momento dado; no lo ocultes. No esboces una sonrisa falsa, porque esa sonrisa falsa, no la estás sintiendo legítimamente y creará una división en ti (una parte sonríe mientras la otra parte permanece triste).

La verdad significa autenticidad, sinceridad. No es algo lógico.  Si en un momento dado estás triste, está triste, y si al siguiente momento estás contento, está contento, no tienes por qué seguir estando triste, porque también nos han enseñado eso, que hay que ser consecuente.

Cada momento tiene su forma de ser, y tú tienes que ser nada más que lo que eres en cada momento. Ese es el verdadero significado de la verdad.

Respeta por completo tus sentimientos, emociones, tus cambios de humor, y así serás una persona auténtica, veraz, sincera, respetuosa de tu alma.

¿Qué es lo que estamos buscando?

20170110_201951

“Las personas van en busca de la meditación, la oración, nuevos modos de ser. Pero la búsqueda más profunda, y también la más básica, consiste en cómo volver a enraizarse a la existencia”

Osho

Hace mucho tiempo descubrí a Osho en uno de sus libros, “la creatividad”, y desde ahí me volví admiradora de su manera de ver el mundo, me gusta mucho leer sus libros porque sus escritos me mueven mucho por dentro, me compré creo que casi todos sus libros, pero hace mucho que no los leía. Hoy me encontró uno, “la intimidad”, la confianza en uno mismo y en el otro. Y me dieron ganas de compartir en mi blog lo que me va dejando.

Estoy leyendo un capítulo que se llama: Empieza donde estás.

En nuestra vida, nos pasamos buscando desesperadamente y todo el tiempo algo, ni nosotros sabemos bien qué, pero algo estamos buscando continuamente. Y da la sensación de que encuentres lo que encuentres no te sentirás satisfecho. Nos sentimos vacíos, como que vamos buscando cosas, y una vez que las encontramos, nos volvemos a sentir vacíos, y buscamos otra cosa, y así sucesivamente. Parece haber un vacío en el ser humano, como un agujero negro donde arrojamos cosas constantemente, y no paran de desaparecer. Nada lo llena, nada contribuye a satisfacerlo.

Esa búsqueda incesante, no nos permite estar en el aquí y ahora, porque nos está llevando siempre a otro lugar. Generalmente la búsqueda es una proyección, un deseo, una idea de que lo que necesitamos está en otra parte, que si existe pero en otro lugar donde no estamos.

Hay una parábola de una gran mística sufí, Rabia al Adauia:

Una tarde la gente del pueblo la encontró en la carretera buscando algo.

Era anciana y tenía mala vista, así que los vecinos fueron a ayudarla. Le preguntaron:

– ¿qué estas buscando?

Rabia respondió:

– Eso no tiene importancia. Estoy buscando, si podés ayudarme, ayudadme.

Se echaron a reír y dijeron:

– Pero Rabia, ¿te has vuelto loca? Dices que lo que preguntamos no tiene importancia, pero si no sabemos qué estás buscando, ¿cómo vamos a ayudarte?

Rabia replicó:

– De acuerdo, pero solo para contentados: estoy buscando una aguja, la he perdido.

Se pusieron a ayudarla pero enseguida se dieron cuenta de que la carretera era muy grande y la aguja muy pequeña. De modo que le preguntaron:

– Por favor dinos dónde la has perdido.

Rabia contestó:

– Otro vez preguntándome cosas sin importancia. ¿qué tiene que ver eso que ver con buscar?

Los vecinos se detuvieron.

– Desde luego, has perdido el juicio!

Rabia dijo:

– Vale, solo por contentados. La he perdido en mi casa

– Entonces, ¿por qué estamos buscando aquí?

Y Rabia respondió:

– Porque aquí hay luz y en mi casa no.

Esta parábola es muy significativa. Lo que estamos buscando no lo sabemos, no nos preguntamos qué es lo que buscamos. La mayoría de las veces creemos que lo que buscamos está en el dinero, en el poder, en la fama, en el éxito, en una relación, etc. La búsqueda debe ser otra. Estos nombres (dinero, poder, prestigio) son solo etiquetas que sirven para que se justifique la mente.

Rabia tiene razón. Adentro no hay luz, y porque en nuestro interior no hay luz, seguiremos buscando en el exterior, ya que allí parece tener más claridad.

Todos nuestros sentidos funcionan hacia afuera, hacia el exterior. Los ojos se abren hacia afuera, las manos se mueven, se extienden hacia afuera, también las piernas, los oídos escuchan los ruidos y sonidos de afuera. Los 5 sentidos se mueven hacia afuera, por lo tanto, ahí empezamos a buscar: dónde vemos, dónde tocamos. La luz de los sentidos caen afuera, y el que busca está adentro.

El que busca está adentro, pero como la luz está afuera, empieza a buscar algo externo que le satisfaga, que le llene.

A veces nos cuesta tanto mirar hacia adentro nuestro, a nuestro interior, preguntarnos a nosotros mismos qué es lo que estamos buscando, pero buscar las respuestas adentro, no afuera. Y eso al comienzo resulta difícil, es como cuando entramos a un lugar oscuro después de haber estado todo el día en el sol, al comienzo parece que no se ve nada, pero si le damos tiempo a los ojos para acostumbrarse, enseguida empezamos a ver las cosas con mayor claridad. Los ojos se adaptan, y empieza a haber más luz. Cuando nos hayamos adaptado a la luz interior, nos daremos cuenta  que nosotros somos el foco. Entonces descubriremos que el tesoro está adentro nuestro, y comprenderemos que el problema era que estábamos buscando afuera. Lo estábamos buscando en el exterior y siempre había estado en nuestro interior, con la luz interior, con la felicidad interior. Sencillamente no lo habíamos buscado donde debíamos.

“Eres rico,  inmensamente rico, tanto como la propia naturaleza. Pero vas buscando por donde no debes. Nada te satisfará porque en el mundo exterior no se puede obtener nada comparable con el tesoro interior, con la luz interior, con la felicidad interior”

Osho

 

Amor o Miedo

26d0443d02cce2f1daeff522c7f67c7c

El miedo es una emoción innata del ser humano, es una señal, una respuesta de nuestro organismo ante un supuesto peligro. Su función principal es ayudarnos a “sobrevivir”, pero a veces nos limita o no nos permite “VIVIR” a plenitud.

Estoy convencida que el miedo es el responsable de que muchas veces nos quedemos paralizados en la vida, nos limita la creatividad, no nos permite desplegar el 100% de nuestro potencial y por lo tanto no nos ayuda a avanzar.

La mayoría de las veces el miedo está en nuestra mente, y nosotros somos quienes le damos importancia o le hacemos lugar a ese miedo, cuanto más tiempo y espacio le damos, más lugar ocupa en nuestra mente y se vuelve cada vez más grande. Todo aquello a lo que le damos importancia, se agranda, eso es así. Si nos enfrentamos a ese miedo, automáticamente el miedo se achica, va perdiendo su valor. Sin embargo, si nos escondemos del miedo, y nos quedamos en donde estamos, cada vez el miedo es más grande.

Yo tuve una experiencia que hasta hoy recuerdo, y hoy me da mucha risa pero en ese momento pasé mucho miedo. Creo que estaba en el último año de la facultad de psicología, y trabajaba en el CDI, un centro para el desarrollo de la inteligencia, que tiene como uno de sus pilares principales la teoría de las Inteligencias Múltiples. En ese entonces yo estaba haciendo mi tesis sobre esta teoría, es decir, manejaba bien el tema, hacía tiempo que venía estudiando sobre eso, y asistía a todas las charlas que daba Luis Ramírez (director de CDI). Un día nos tocó acompañarle a una charla para docentes de todo el país en Carapeguá, y de camino a la charla, nos dijo a mí y a Paty Talavera (otra compañera de CDI) que nos iba a dejar que nosotras presentemos las 8 inteligencias dentro de su conferencia.

Las dos estábamos muertas de miedo, iba a ser la primera vez que hablábamos frente a tanta gente. Yo, particularmente, siempre dije que lo mío no era hablar en público, y que nunca iba a poder conseguir hacerlo, es más, afirmaba con toda seguridad que no me gustaba. A medida que nos íbamos acercando, se volvía inevitable y entonces con Paty nos dividimos las inteligencias, ella presentaría 4 y yo 4. Nos pasamos leyendo todo el camino, y una vez que empezó la conferencia, como si no supiéramos ya lo suficiente, seguíamos leyendo. Yo sudaba frío y temblaba del miedo, eran más de 1.000 docentes en un estadio cerrado. Sentía que las piernas me temblaban y que en cualquier momento podía desmayarme. Cuando nos tocó el turno de hablar, empezamos tímidamente, Paty presentaba una inteligencia, y yo otra, y así sucesivamente, por turno, para tener tiempo de respirar y refrescar la memoria entre medio. Me acuerdo como si fuera ayer, que cuando me tocó hablar de la inteligencia interpresonal, mi mente se quedó en blanco, no me venían las ideas, dije una frase corta, le miré a Paty y le pregunté si tenía algo que agregar (pidiéndole auxilio con la mirada), a lo que ella respondió: no gracias (jajajajajajaaaa). Cada vez que me acuerdo me da un ataque de risa. Así concluyó nuestra primera experiencia de hablar en público. Creo que las siguientes horas seguí temblando hasta que en el viaje de vuelta todo mi cuerpo se normalizó.

Después de esta experiencia desafiante para mí, vinieron otras más, luego ya me largaba a dar conferencias sola, y así fui entrando en ese ámbito tan temido al inicio para mí, pero que hoy en día me da tanta satisfacción, disfruto tanto de poder compartir con la gente, me encanta hablar en público, aunque sigo poniéndome un poco nerviosa antes de hacerlo, pero una vez que empiezo disfruto muchísimo. Siempre me pregunto qué hubiera pasado si me negaba a hablar en aquel momento, porque de verdad el miedo que tenía era muy grande. Fue una decisión de ese momento la que hizo que todo lo que vino después sea espectacular.

Esa fue una experiencia que marcó mi vida, y desde ahí que cada vez que tengo miedo de enfrentar algo, no permito que ese miedo me frene, me arriesgo, y lo hago con miedo al principio, y luego ese miedo se va diluyendo para dar lugar al disfrute.

Les invito a que se animen a hacer y enfrentar aquellas cosas que les dan miedo, estoy segura que al enfrentarlo, ese miedo se va a ir convirtiendo de a poco en confianza, y en amor.

Me encantó un video de Jim Carrey que trata justamente del miedo y del amor. Les invito a leerlo y  reflexionar sobre este tema tan humano, que estoy segura nos pasa a todos.

“El miedo va a estar siempre en tu vida, pero tu decides por cuánto tiempo.

Puedes pasar toda tu vida imaginándote fantasmas, preocupado por el camino que tendrá tu futuro, pero lo único que estará siempre es lo que pasa aquí, y las decisiones que tomamos en cada momento, las cuales son basadas en amor o miedo.

Muchos de nosotros elegimos nuestro camino por miedo disfrazado de practicidad.

Lo que realmente queremos parece imposible, fuera del alcance y ridículo de esperar, entonces nunca nos atrevemos a pedírselo al universo.

Lo que digo, soy la prueba, de que pueden pedirle al universo lo que sea.

Mi padre podría haber sido un gran comediante, pero no creía que era posible para él, entonces tomó una decisión conservadora, en vez de eso, consiguió un trabajo seguro como contador, y cuando yo tenía 12 años, lo echaron de ese trabajo seguro, y nuestra familia tuvo que hacer cualquier cosa para sobrevivir. Aprendí muchas increíbles lecciones de mi padre, y una importante es que puedes fallar en lo que no te gusta.

Entonces también podrías correr el riesgo en hacer lo que amas.

Ya estas listo y eres capaz de hacer cosas hermosas en este mundo, y después de caminar a través de esas puertas hoy, tendrás dos opciones: amor o miedo. Elige amor, y nunca jamás dejes que el miedo se ponga en contra de tu corazón”

Jim Carrey

¿Qué hace que tus ojos brillen?

image1

Hace varios años que me dedico a orientar a las personas a elegir sus carreras profesionales y también a ayudarles a conectarse con eso que los hace únicos, a sacar lo mejor de ellos para poder “brillar”, y este proceso me gusta tanto, me encanta ver y ser testigo de esa conexión, o mejor dicho, esa re conexión de las personas con su esencia, con su don, con su talento personal. Y digo re conexión, porque desde que nacemos eso está ahí, y cuando somos niños estamos más conectados con ese lado, pero a medida que crecemos nos vamos desconectando por el ritmo de la vida, porque nos enfocamos cada vez más afuera y menos adentro. Siento que mi rol como terapeuta es el de hacer de “espejo” para que la otra persona se mire, se descubra, yo solamente soy un instrumento a través del cual la persona puede mirarse y ver su propio reflejo.  

Cuando me conecto con adolescentes que están terminando el colegio, y están pensando en qué hacer el resto de sus vidas, la mayoría de las veces los veo perdidos, o preocupados, buscando “afuera”, como le enseñaron en el colegio, que todas las respuestas siempre están “afuera”, y cuando les invito a mirar “adentro” de ellos mismos, siento que es para ellos un ejercicio totalmente raro, nuevo, siento que no están acostumbrados a hacerlo.

También siento que no saben “decidir”, tuvieron siempre toda la vida planeada, desde jardín hasta último año de colegio, todo estaba perfectamente planificado, sin posibilidad alguna de hacer algún cambio o decidir, ellos simplemente debían cumplir con un horario y una rutina de estudio, sin pensar, sin decidir, solamente siguiendo y cumpliendo ordenes, reglas, etc. y cuando llegan a último año, les pedimos que decidan lo que van a hacer el resto de sus vidas, una de las decisiones más importantes, sin entrenamiento, sin aprender a mirarse a ellos mismos y detectar sus talentos, sus virtudes, sus potencialidades, eso que los hace únicos. Durante 14 años vivieron como robots, respondiendo a lo que el ambiente les pedía. 

Después de varias sesiones, y de generar preguntas que les conecten a eso que les gusta, que les atrae, que les apasiona, eso que les sale bien, en el día a día, y desde que son niños, hay un “momento mágico” para mí, que es cuando se les iluminan los ojos hablando de algo. Ese es el momento en que me doy cuenta que conectaron con su luz, con su poder, que dieron con eso que los hace únicos y que es su pasión. Siempre llega ese momento, y no existe ningún test, ningún cuestionario, ninguna prueba, ni nada que pueda conseguir despertarlo, o conectarlo. Todavía no sé cuál es la receta o el camino para conectar con aquello, pero me llena el alma cada vez que soy testigo de esa iluminación en la mirada.

Estoy segura que todos tenemos la capacidad de detectar aquello que hace que nos brillen los ojos. Si nos damos cuenta que las respuestas que buscamos tan desesperadamente sobre la vida, están adentro nuestro, ese día, va a ser el mejor día de la vida, el día que te das cuenta que solo vos sos responsable de lo que elegís todo el tiempo para tu vida. Somos responsables de cómo nos sentimos, de qué tipo de personas somos, de cómo nos comportamos, de cómo pensamos y de qué estamos reflejando hacia afuera. Nada ni nadie es responsable de nuestra felicidad, solo nosotros. Tenemos la libertad absoluta de decidir cómo nos queremos sentir y cómo reaccionar ante la vida.

Cuando descubrimos que nosotros somos quienes tenemos el “poder” sobre nuestra vida, y no permitimos que otros lo tengan,  en esa misma medida tengo el control de mi felicidad, de mi vida, de mi realidad. A veces le cedemos ese poder a las personas a nuestro alrededor o a las circunstancias. Mientras sigamos cediendo el poder a otros, seguiremos siendo “víctimas” de las circunstancias, y cuando decidamos tomar el control, nos convertimos en “protagonistas” .

Tenemos la responsabilidad y el compromiso de ser felices, de soñar en grande, de conectar con ese o esos sueños, y de protegerlos, guardarlos, y compartir solo con aquellas personas que nos van a inspirar a alcanzarlos.

Hoy es el momento ideal para cambiar, para conectar conscientemente con eso que hace que tus ojos se iluminen. Te invito a re conectar con tu pasión, con tu don, con tu luz, todos tenemos algo adentro que al conectarlo, se ilumina hacia afuera.

¿Ya descubriste qué hace que tus ojos brillen?

RE DESCUBRIR  TU PASIÓN, TE CONECTA A LA VIDA

Si puedes soñarlo, puedes hacerlo

14692076_10211438578187011_5889305812516728313_o

Hoy es para mí un día muy especial, hoy solamente me siento orgullosa y feliz porque mi hijo de 16 años me mostró que se puede, que cuando una persona tiene un sueño, cuando tiene una idea, un pensamiento, y unas ganas enormes de que se haga realidad, todo es posible. Esta frase del título para mí hoy adquiere un significado diferente. Y por eso quisiera registrar esta experiencia mágica para mí y para Nico, así que comparto cómo empezó y cómo está terminando esta historia.

Hace exactamente 5 meses se presentó la posibilidad de un viaje al Machu Pichu con el colegio de mi hijo, él se acercó a mí y me preguntó si había alguna posibilidad de que él pudiera hacer ese viaje. En ese momento para mí era muy difícil decirle que si porque este año estaban planificados varios viajes en la familia, pero tampoco quería decirle que no, entonces al ver su cara de desesperación, le dije: “Nico, no te preocupes, anda a dormir y pensa de qué maneras podríamos conseguir ese dinero, pero te aseguro que sí te vas a ir, ayudame a idear un plan y vamos a conseguirlo”.

Al día siguiente, él me presentó una lista de todas las cosas que podía hacer para juntar el dinero. La lista era muy larga, desde lavar coches, cortar el pasto, limpiar, hacer jardines, pintar casas, etc. 

Ese mismo día envié la lista de los servicios de Nico a todos mis grupos de whatsapp y los pedidos empezaron. Tenía casi todos los días agendados con algún trabajo. Mi tío Javier Martínez le regaló un aparato para lavar autos, que nunca había usado, eso hizo que el trabajo de lavar autos sea más fácil y rápido, Gracias Tío Javier!!!!. Aprendió también a cortar el pasto y plantar. Realmente acá me llamó la atención que a todos los pedidos Nico respondía que sí, y cuando le pidieron que plantara algo en un jardín, yo le dije: “pero vos jamás plantaste nada, ¿cómo vas a hacer?”, y él me dijo: “para eso está youtube”, admiré tanto su determinación y sus ganas de conseguir lo que estaba soñando, y le seguí acompañando en este proceso. Quisiera agradecer especialmente a la primera cliente de lavado de coches, mi amiga de la vida Mate, y su hermana Anabella. Al ser las primeras en probar el servicio de lavado se tuvieron que aguantar la falta de práctica y de experiencia, y nos pasamos 6 horas un sábado en su casa para lavar 2 autos, aparte de que la paga fue mucho más de lo que habíamos acordado, también nos invitaron con la merienda. ¡¡¡Son grosas las hermanas Filippini!!! Gracias!

También quiero agradecer a Alexia y Papu, por confiar ciegamente en los dotes de jardinero de Nico.

Unas semanas después le dije que la lista me parecía muy bien pero que piense también en servicios que él podría ofrecer desde sus talentos, y se le ocurrió que podía dar clases de “origami”. Cuando Nico tenía 4 o 5 años, yo le había traído de Buenos Aires un libro de aviones de papel. El libro traía como 30 maneras diferentes o más de hacer aviones, Nico no se despegó del libro hasta que consiguió hacer todos los modelos del libro, y no sólo eso, se volvió experto en cada uno, tanto es lo que practicó, que se aprendió de memoria todos los modelos, tal es así, que en el colegio, le hacía a sus compañeros, y a veces traía pedidos de aviones para hacer en casa. Al ver su interés en esta área, le seguí comprando libros cada vez más complejos sobre el arte de doblar papel, más conocido como “origami”, con cada libro, él hacía lo mismo, le dedicaba muchísimo tiempo hasta dominar la técnica. Recordé todo esto cuando me dijo que quería enseñar origami, porque casi me había olvidado del talento que adquirió haciendo esto. Entonces empezamos a ofrecer los sábados talleres de origami dirigidos a niños.

El primer sábado tuvimos 25 inscriptos, la primera hora hicimos origami, y la segunda hora, me encargué yo de enseñarles a hacer mandalas. Al finalizar el día nos dimos cuenta de que la próxima, vamos a necesitar dividir el grupo en 2 porque el origami necesita de mucha concentración y Nico debe poder atender personalmente a cada niño. Entonces el siguiente sábado, con 22 participantes, decidimos dividir el grupo en 2, y yo me encargaba de hacer mandalas en un grupo, mientras Nico se encargaba del origami, y después íbamos rotando. Esta manera tuvo más éxito. El marido de mi prima, Chingolo, vino a buscarle a sus hijos y se quedó observando el trabajo de Nico, y me dijo que no podía creer que un chico de su edad esté haciendo esto, que le parecía demasiado valioso lo que estaba haciendo, que además está inspirando a otros, y me dijo que quería aportar un poco para que Nico pueda viajar, de verdad me emocionó mucho esto, y aprovecho para agradecer nuevamente a Chingolo.

Así siguieron 2 sábados más, y ya habíamos juntado más de la mitad de la plata, también nos llamaron unas personas adultas a pedir que se realice el taller también para mujeres más grandes, entonces así lo hicimos, y cada día que pasaba yo me sentía más orgullosa y le admiraba más a Nico, me impresionó su paciencia, su manera de transmitir, de enseñar, su seguridad y confianza.

Más adelante, ofrecimos la oportunidad de ir a enseñar a domicilio, tuvimos varias propuestas entre ellas quiero agradecer a la madrina de Nico, Ire Gross que se encargó de organizar un grupo de amigas de sus hijas y a Bettina Pérez por ofrecer su casa. Su otra madrina, Caro Bogarín, también me llamó a decir lo contenta que se sentía con lo que estaba emprendiendo Nico, y que tenía ganas de aportar su granito de arena, así que Gracias Caro!!!

También tuvimos el pedido de hacer un taller en Ravenna, dedicado a los pacientes que siguen tratamiento allí, el taller fue todo un éxito, dirigido a 40 personas, con la ayuda del amigo de Nico “Nacho Camacho”, que gentilmente aceptó el pedido de colaborar con Nico porque ese día yo no le podía acompañar.

En fin, hay demasiada gente involucrada en este proceso, gente que confió y acompañó muy de cerca, sus hermanos: Paula y Enzo también nos ayudaron desde el inicio, todos los sábados teníamos que montar todo para el taller y ellos estaban ahí para ayudar y apoyar siempre, ya sea preparando las cosas como encargándose de la inscripción y de cobrar a los participantes. Gracias a Yaya, la abuela de mis hijos (Laura Bogarín) que cuando se enteró del emprendimiento de Nico, le regaló parte de su ganancia de un trabajo. Gracias inmensas a mi papá y mi mamá (Toto y Api) que ofrecieron su casa para dar los talleres y que siempre acompañaron el proceso.

Hace dos semanas, Nico juntó el 100% de la plata del viaje, él solo, y yo nunca en mi vida pagué algo con tanto gusto, con tanta alegría, después de cada taller o cada trabajo de Nico, me iba a cambiar la plata a dólares y a la agencia a pagar, las cuotas fueron miles, pero con un gusto tremendo.

Hoy a las 5 de la mañana, Nico se fue rumbo Perú, hoy, al volver a casa después de haberle dejado en el aeropuerto, las lágrimas empezaron a correr sin parar, hoy me di cuenta que la lección que me dio Nico, no me había dado nadie antes, hoy me sentí orgullosa, feliz, viva, y aprendí que nunca más en la vida le voy a decir a nadie que no se puede hacer algo, nunca voy a crear una creencia en la cabeza de mis hijos ni de nadie más, voy a dejar que ellos mismos vayan creando sus propias creencias sobre la vida, y vayan creando sus propias realidades.

Hoy aprendí que:

  • El valor de la fuerza de voluntad abre caminos, y crea realidades.
  • Cuando nos ponemos un objetivo en la cabeza, por más descabellado o imposible que parezca en su momento, si dedicas toda tu energía y tu talento a ello, no hay manera de que no lo consigas.
  • Si puedes soñarlo, puedes hacerlo, sólo necesitas un plan, muchas ganas y confianza.
  • Todos los sueños se pueden convertir en realidad, si tenemos la valentía de perseguirlos.
  • Nuestros hijos a veces tienen muchas más cosas que enseñarnos, deberíamos de estar más atentos.
  • Si tenemos un sueño, y creemos en él, la mitad del camino ya está hecho, sólo falta la confianza de lanzarnos a perseguirlo.
  • Que los padres, no tenemos el derecho de decidir lo que puede o no conseguir un hijo, si no creemos en que pueden, al menos no nos interpongamos en su camino.
  • Cuando ponemos el foco en algo, en lo que sea, eso se agranda, eso se desarrolla y termina convirtiéndose en realidad.
  • Y como decía Walt Disney: “Piensa, sueña, Cree y Atrévete”
  • Quisiera cerrar con una frase que se me quedó grabada de la película “en busca de la felicidad” donde Will Smith le dice a su hijo:

“Nunca dejes que nadie te diga que no puedes hacer algo, ni siquiera yo. Si tienes un sueño, debes protegerlo. Si alguien no puede hacer algo, te dirán que tú tampoco puedes. Si quieres algo, ve tras de ello y punto.”

¡GRACIAS NICO POR LA GRAN LECCION!

Albert Einstein una vez dijo: “Todo el mundo es un genio, pero si juzgas a un pez por su habilidad de trepar un árbol, vivirá toda su vida creyendo que es estúpido”.
 
La educación de hoy en día no sólo hace que los peces trepen árboles, sino que también les hace bajar del árbol, y realizar una carrera de 10 millas. La escuela está convirtiendo a miles y miles de niños en robots, muchísimos niños se identifican con esos peces, nadando contra corriente en clase, nunca encontrando sus dones, pensando que son estúpidos, creyendo que son inútiles.
 
De esta manera están matando la creatividad y la individualidad de los niños. En un siglo, nada a cambiado en la escuela, no podemos seguir con la misma estructura educativa de hace más de 150 años, y pretender prepararles para el futuro.
 
Les invito a ver este video espectacular, que nos ayuda a reflexionar sobre el sistema educativo.